Guía Práctica para Bañar a tu Bebé Recién Nacido

Primero de todo debes saber que no es necesario bañar a tu bebé recién nacido todos los días. En lugar de bañar al bebé recién nacido puedes lavarle la cara, el cuello, las manos y el culito.

Elige un momento en el que tu bebé recién nacido esté despierto y se sienta feliz. Asegúrate de que la habitación no esté fría. Deberás preparar todo de antemano. Necesitarás un recipiente de agua tibia, ni fría, ni muy caliente, una toalla, algodón, un pañal y también ropa limpia.

Consejos para lavar sin bañar a un bebé recién nacido

  • Sostén al bebé recién nacido en sobre tus rodilla o utiliza en un cambiador. Retira toda la ropa, además del chaleco y la capa y envuélvelo en una toalla.
  • Sumerge el algodón en el agua (asegúrate de que no esté demasiado mojado) y limpia suavemente los ojos del bebé recién nacido, usando un trozo de algodón para cada ojo. Es para que no transfiera ninguna viscosidad o infección de un ojo a otro, por eso es importante usar un trozo para cada ojo.
  • Usa un trozo de algodón limpio para limpiar las orejas de tu bebé recién nacido, pero no dentro. Nunca uses bastoncillos de algodón para limpiar las orejas de tu bebé recién nacido por dentro. Lava el resto de la cara, el cuello y las manos del bebé de la misma manera y sécalos suavemente con la toalla.
  • Retira el pañal y lava el área del culito y genital del bebé recién nacido con un algodón limpio y agua tibia. Sécalo con mucho cuidado, una vez esté sequito, colócale un pañal limpio.
  • Mientras estés bañando a tu bebé recién nacido, es recomendable que le hables durante todo el proceso. Cuanto más escuche tu voz, él más se acostumbrará a escucharte y comenzará a entender lo que estás diciendo.

Bañar a tu bebé recién nacido de forma segura

No tienes que bañar recién nacido todos los días, pero si realmente le gusta, no hay ninguna razón por la que no deberías, aunque con 2 o 3 veces a la semana es suficiente.

Es mejor no bañar al recién nacido justo después de la comida o cuando tiene hambre o está cansado. Asegúrate de que la habitación donde vaya a bañarse esté caliente.

Ten todo lo que necesitas a mano: un baño para bebés o un recipiente de agua tibia, ni fría, ni muy caliente, 2 toallas, algodón, un pañal y también ropa limpia.

  • El agua debe estar tibia, no caliente(¿A qué temperatura baño a mi bebé?). Puedes probar la temperatura con tu muñeca o codo, pero primero mezcla bien el agua para que no hayan partes más calientes.
  • No agregues limpiador líquido al agua del baño. El agua pura es mejor para la piel de tu bebé recién nacido durante el primer mes(mas información).
  • Sostén a tu bebé recién nacido sobre tus rodilla y limpiale la cara.
  • Luego lávale el pelo con agua limpia.
  • Después de haber secado suavemente su pelo, puedes quitale el pañal limpiando la zona.
  • Baja al bebé recién nacido suavemente dentro de la palangana o bañera.
  • Mantén la cabeza de tu bebé recién nacido fuera del agua.
  • Nunca dejes a tu bebé recién nacido solo en el baño, ni siquiera un segundo.
  • Levanta a tu bebé recién nacido y puedes secarlo con palmaditas.
  • Es un buen momento para masajear a tu bebé recién nacido. El masaje puede ayudarlos a relajarse y dormir. Evita usar aceites o lociones hasta que tu bebé tenga al menos un mes.
  • Si tu bebé recién nacido se ve asustado por el baño sigue estos pasos: A mi bebé no le gusta la bañera. Asegúrese de que el agua no esté demasiado caliente.
Scroll al inicio