¿Cómo hacer un lavado Nasal al Bebé? Guía tutorial de Higiene nasal

cómo y cuantas veces hacer lavado nasal al bebé
Tutorial lavado nasal del bebé

El lavado nasal del bebé recién nacido es esencial para prevenir infecciones y mantener una buena respiración. Muchos se preguntarán cómo hacer un lavado nasal al bebé. A nosotros también nos asaltaba esta duda sobre nuestro recién nacido. Compartimos nuestra experiencia y aquí te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el lavado nasal para bebés.

Lista de productos para realizar lavado de nariz

La siguiente lista de productos contienen un enlace de Amazon:

Cómo realizar el lavado de fosas nasales al bebé con jeringa o botella nasal

Antes de comenzar, es importante tener todo lo que necesitas a mano: una solución salina suave, una jeringa o una botella de lavado nasal y una toalla. Yo prefiero utilizar la jeringa para realizar el lavado nasal, pero tengo amigas que prefieren la botella, elige la opción más cómoda para ti.

Aquí hay un paso a paso para realizar los lavados nasales al bebé:

  • Lava bien tus manos con agua y jabón antes de comenzar.
  • Coloca a tu bebé en un lugar cómodo y seguro, como un cambiador o una superficie plana.
  • Coloca una toalla debajo de la cabeza de tu bebé para proteger la superficie en la que está colocado.
  • Rellena la jeringa sin aguja o el botella de lavado nasal con la solución salina estéril y coloque la punta suavemente en la nariz de su bebé. Unos 1,5-2 ml por fosa nasal. (También lo dice la Asociación Española de Pediatría)
  • Presiona suavemente la jeringa o la botella de lavado nasal para que la solución salina entre en una de las fosas nasales de su bebé.
  • Deja que la solución salina fluya suavemente y luego sujeta la toalla debajo de la cabeza del bebé para recoger la secreción nasal.
  • Repita el proceso con la otra fosa nasal y luego lava bien la jeringa sin aguja o la botella de lavado nasal antes de guardarlos.

La fisioterapeuta Irene especialista en fisioterapia respiratoria Infantil explica cómo hacer un lavado nasal al bebé paso a paso

¿Lavado nasal en recién nacido, cuántas veces?

La frecuencia con la que debes realizar el lavado nasal al bebé depende de varios factores, como su edad, su salud y la presencia de congestión nasal o infecciones respiratorias. Por lo general, se recomienda realizar el lavado nasal al menos una vez al día. Sin embargo, si tu bebé tiene congestión nasal o una infección respiratoria, es posible que debas hacerlo más frecuentemente para ayudar a reducir la congestión y prevenir la propagación de la infección.

También es importante tener en cuenta la época del año. Durante los meses de invierno y primavera, es más común que los bebés desarrollen infecciones respiratorias y congestión nasal debido a los virus estacionales. En estos casos, es posible que debas hacer el lavado nasal más frecuentemente para prevenir la congestión y las infecciones.

En general, es importante que sigas las pautas y recomendaciones de tu pediatra para determinar la frecuencia adecuada de lavado nasal para tu bebé. Si tienes alguna preocupación sobre la congestión nasal o las infecciones respiratorias de tu bebé, no dudes en consultar a tu pediatra para obtener un diagnóstico y tratamiento precisos.

Precaución al realizar el lavado nasal de tu bebé

Aunque el lavado nasal es una herramienta efectiva para mantener la higiene nasal de los bebés, es importante seguir ciertas precauciones para evitar posibles complicaciones:

  1. Asegúrate de usar una solución salina suave y segura para bebés.
  2. No inclines la cabeza de tu bebé hacia atrás durante el lavado nasal.
  3. Si tu bebé tiene fiebre o síntomas de infección, consulta con el pediatra antes de realizar el lavado nasal.
  4. Si notas cualquier reacción adversa después del lavado nasal, detén el proceso y consulta con el pediatra.

En general, el lavado nasal es una herramienta fácil y efectiva para mantener la higiene nasal de los bebés y prevenir infecciones respiratorias. Con un poco de paciencia y práctica, podrás ayudar a tu pequeño a respirar mejor y mantenerlo saludable y feliz.

Higiene nasal, medidas de prevención

Además del lavado nasal, hay otras medidas que puedes tomar para mantener la higiene nasal de tu bebé y prevenir infecciones respiratorias:

Mantener un ambiente limpio y sin humo

Mantener un ambiente limpio y sin humo es fundamental para evitar la congestión nasal y las infecciones respiratorias en los bebés. Asegúrate de ventilar la habitación de tu bebé y mantenerla libre de polvo y otros contaminantes.

Humidificar el aire

El aire seco puede empeorar la congestión nasal y las infecciones respiratorias. Un humidificador(ver en Amazon) puede ayudar a mantener el aire húmedo y suave para las vías respiratorias de tu bebé. Asegúrate de mantener el humidificador limpio y libre de bacterias para evitar la contaminación del aire.

Evitar la exposición a sustancias irritantes

Es importante evitar la exposición de tu bebé a sustancias irritantes, como el humo del tabaco y los productos químicos del hogar. Estas sustancias pueden irritar las vías respiratorias de tu bebé y aumentar la congestión y las infecciones respiratorias. Si vives en un área con alta contaminación del aire, es importante mantener las ventanas y puertas cerradas y usar un purificador de aire para reducir la exposición a los contaminantes.

En resumen, el lavado nasal es una práctica esencial para mantener la higiene nasal de los bebés y prevenir infecciones respiratorias. Además, mantener un ambiente limpio y sin humo, humidificar el aire y evitar la exposición a sustancias irritantes son medidas complementarias que puedes tomar para asegurarte de que tu bebé respire aire fresco y saludable.

Recuerda consultar siempre con el pediatra antes de comenzar cualquier nueva práctica de higiene para tu bebé, incluyendo el lavado nasal. Juntos, pueden determinar la mejor manera de mantener la higiene nasal de tu bebé y prevenir infecciones respiratorias para garantizar su bienestar y salud.

¿Por qué son importantes los lavados nasales en recién nacidos?

El sistema respiratorio de los bebés es muy sensible y puede ser propenso a infecciones. La nariz está llena de pequeños pelos llamados cilios que ayudan a mantener las partículas extrañas fuera de las vías respiratorias. Esa es la razón por la cual el tan importante la limpieza nasal en bebés. Sin embargo, los bebés aún no han desarrollado completamente su sistema inmunológico, por lo que es importante mantener sus vías respiratorias limpias y libres de obstrucciones.

El lavado nasal también es útil para los bebés que sufren de congestión nasal debido a resfriados o alergias, ya que ayuda a aliviar la congestión y a mejorar la respiración.

Resumen sobre el lavado nasal del bebé

El lavado nasal es una práctica esencial para mantener la higiene nasal de los bebés y prevenir infecciones respiratorias. Asegúrate de seguir las pautas y precauciones adecuadas para realizar el lavado nasal de manera segura y efectiva. Con un poco de práctica, podrás ayudar a tu pequeño a respirar mejor y mantenerlo saludable y feliz.

Si tienes alguna duda o preocupación sobre el lavado nasal para tu bebé, no dudes en hablar con tu médico de cabecera o pediatra para obtener la información y orientación adecuadas.

Mantener una buena higiene nasal es importante para la salud de tu bebé, y el lavado nasal puede ser una parte valiosa de su rutina de higiene nasal. ¡Mantén la nariz de tu bebé clara y saludable con el lavado nasal!

¡COMPARTIR!

Scroll al inicio