¿Qué tan seguro es el baño de burbujas de tu bebé?

Baño de burbujas ¿Es seguro para el bebé?

Las investigaciones de la Agencia Europea de Medicamentos muestran que los productos químicos cotidianos pueden poner en riesgo a nuestros hijos. Un factor importante a tener en cuenta, es que los bebés se ven afectados por su exposición a los productos químicos en muchos de los productos para el cuidado de la piel en el mercado, entre ellos los utilizados para el baño de burbujas puede no ser seguro para el bebé. Si lees los ingredientes, verás que muchos productos de baño de burbujas para bebés contienen ingredientes potencialmente dañinos.

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo de pies a cabeza y es extremadamente sensible a todo lo que entra en contacto con ella. Tendemos a ver nuestra piel solo como una barrera, la primera línea de defensa de nuestro cuerpo. Aún así nos tenemos que dar cuenta de que nuestra piel tiende a absorber los elementos líquidos. Todo lo que toca la piel se absorbe directamente en nuestro cuerpo hasta cierto punto. Considere cómo los medicamentos ahora se administran a menudo a través de un parche que se aplica directamente sobre la piel. Esta simple exposición externa permite que el medicamento sea ingerido y tenga un efecto en todo nuestro organismo. ¡Este ejemplo ilustra dramáticamente que lo que ponemos en nuestra piel inevitablemente termina en nuestros cuerpos!

¿Qué factores aumentan la toxicidad y cómo pueden los padres proteger a los bebés del daño?

La piel de nuestros niños es delicada y sensible. Un ingrediente a evitar en los productos para el cuidado de la piel es la dietanolamina. La dietanolamina o la también denominada DEA se usa actualmente en cientos de productos para el hogar y el cuidado personal, incluidos baños de burbujas, jabones, cosméticos, lociones, champús, acondicionadores y detergentes para lavavajillas y ropa. La dietanolamina pertenece a una clase de sustancias químicas conocidas como alcanolaminas y se ha relacionado con daños en los riñones, el hígado y otros órganos, según varios estudios de investigación financiados por el gobierno. La investigación ha demostrado que la dietanolamina tiene una toxicidad aguda baja, pero una toxicidad acumulativa significativa. No se puede excretar fácilmente del cuerpo, pero se acumula en los tejidos grasos del hígado, el cerebro, los riñones y el bazo con la exposición repetida de la piel.

Lo que pueden hacer los padres respecto a la seguridad del bebé frente a los químicos.

La dietanolamina es solo uno de los muchos ingredientes utilizados en los productos para el cuidado personal de la piel que se sospecha que causan o contribuyen al cáncer. Entonces, ¿qué pueden hacer los padres? Comienza por investigar y edúcate sobre los ingredientes de los productos que usa. Compra productos para el cuidado de la piel del bebé, niños y para adultos que estén ‘libres de químicos’. Elije no esperar a que la EMA Agencia Europea de Medicamentos te proporcione pruebas científicas convincentes que solo se pueden obtener a través de estudios prolongados. ¿Quieres arriesgar la salud de tu bebé o la tuya a la espera de las conclusiones de los estudios? ¡Asume tu propia responsabilidad! Debes ser un consumidor activo, consciente y educado que compre productos que contengan ingredientes SEGUROS en productos para el cuidado personal de la piel. Compra a empresas verdes interesadas en las personas y el bienestar del planeta.

Si quiere saber más al respecto de la dietanolamina, así como sus usos puede visitar el siguiente enlace: dietanolamina

No te pierdas la pequeña lista que hemos elaborado de productos de higiene y cuidado para el bebé.

Scroll al inicio